Girauta muestra su talante dialogante con Jordi Évole

1880

Bueno, dialogante, lo que se dice ‘dialogante’, no lo ha sido demasiado, ha tardado sólo tres tuits en llegar a Évole=ETA. Es lo que tienen estos chicos tan serviles pero tan acomplejados, que cuando se enfrentan a los que ellos, en su fuero interno, consideran verdaderos ‘triunfadores’, se hacen pequeñitos y responden desde una autoimpuesta inferioridad intelectual que convierten en profecía autocumplida. Son cosas de la cultura de la competencia; esa que es la única que han mamado. De ese mundo de winners y losers que representa excepcionalmente bien el partido cuñado. Y por esa razón Girauta frente a Évole se hace nadie, y lo demuestra.

Quizá no esperaba que el periodista entrase al trapo…

Pero Évole no es de los que se callan:

https://twitter.com/jordievole/status/803523819478667264?ref_src=twsrc%5Etfw

¡Uy lo que me han dicho!, ¡me están haciendo parecer tonto! Esto no puede quedar así… demostraré que lo soy.

Como no podía ser de otra manera, Évole le recuerda de dónde viene semejante estupidez, pero al mismo tiempo intenta rebajar tensiones.

Y no sirve de nada, porque el pequeño Girauta está empeñado en demostrar que nadie es más rápido que él en llegar a nuestra autóctona reductio ad Hitlerum: la reductio ad Etarum. Porque no hay que olvidar que en esos círculos Otegi=ETA sin remisión.

Viéndose el pobre ‘ciudadano’ acorralado tras no resultar definitivo su presuntamente infalible ad hominem de ruptura, y ya confundido, se ha visto obligado a recurrir a una nueva vertiente dialéctica. La del machito Torrente:

Y aquí sí ha logrado dar por finiquitada la conversación. Seguramente porque Évole habrá recordado la recomendación de Mark Twain:

“Nunca discutas con un estúpido, te hará descender a su nivel y ahí te vencerá por experiencia”.

Bien hecho, Jordi.

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA