Cuando un médico levanta al pueblo

12872

No es extraordinario que una persona que va de frente y a pecho descubierto consiga el apoyo que está consiguiendo Jesús Candel, el doctor granadino conocido en las redes como Spiriman. Lo que sí es poco habitual en esta sociedad individualista y temerosa es que alguien se la juegue por el bien general.

Pero cuando ocurre, tiemblan los cimientos de esta farsa nacional en la que todos los agentes sociales se dedican a defender su parcelita de intereses. Solo con uno que no trague y que levante la voz con convencimiento es suficiente para mostrar las muchas vergüenzas de tanto parásito y tanto golfo.

Qué necios han llegado a ser los sindicatos orgánicos, intentando colar un gol a todo un colectivo en lucha por la defensa de una sanidad pública de calidad. Qué necios y que mezquinos. Todo por la obediencia debida a esos poderes políticos y económicos que aseguran su miserable pesebre.

Que cunda el ejemplo.

Comentar con Facebook ()

Comentar (1)

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here