Ha sido asesinado el embajador ruso en Turquía, y el hecho coincide con una reunión de urgencia de la OTAN

Andréi Kárlov, embajador ruso en Ankara (Turquía) acaba de ser asesinado mientras pronunciaba un discurso durante la visita a una exposición de fotografía del Centro de Arte Contemporáneo de la capital turca por, presuntamente, un oficial de Policía turca identificado como Mert Altintas que servía en el cuerpo desde el 2014, según ha informado el alcalde de Ankara, Melih Gokcek. Testigos del asesinato han informado a diferentes medios turcos y rusos que el tal Mert Altintas, tras tirotear a Karlov, ha gritado “No olviden Alepo. No olviden Siria”, “no estaréis seguros y “de aquí sólo saldrá mi cuerpo muerto”.

Este suceso coincide con una información que ayer adelantó como urgente Red Voltaire sobre el secuestro en Siria de oficiales de la alianza atlántica:

El lunes 19 de diciembre de 2016, se realizará una cumbre OTAN-Rusia, en momentos en que un grupo de oficiales de la alianza atlántica acaban de ser detenidos en el este de Alepo, donde dirigían a los yihadistas que ocupaban parte de esa ciudad siria. Como sucedió en la guerra contra Libia, durante la toma de Trípoli, en agosto de 2011, el Consejo del Atlántico no fue consultado para la realización de esta operación secreta, lo cual constituye una violación del Artículo 9 de los estatutos de la OTAN.

El martes 27 de diciembre de 2016, Rusia e Irán recibirán en Moscú una delegación turca a raíz del arresto de varios oficiales turcos que también se hallaban en el búnker de la OTAN en Alepo y de los 4 intentos de asesinato perpetrados por la alianza atlántica contra el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Por supuesto todo esto puede ser una simple coincidencia. Pero no porque la OTAN no suela mover este tipo de hilos.

Deja un comentario