Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Madrid se plantea ahora que Esperanza Aguirre deje de hablar los días impares

Redacción/Rokambol/30.12.16

La posibilidad de que Esperanza Aguirre deje de malmeter los 365 días del año por no ser la alcaldesa en lugar de la alcaldesa podría estar cada vez más cerca si el Ayuntamiento de Madrid activa la fase 3 del protocolo para que los dirigentes del Partido Popular que no tuvieron bastantes votos para ser nombrados alcaldes solo puedan incordiar a las nuevas corporaciones los días impares del mes.

Las veinticuatro estaciones de medición que tiene instalados en toda la ciudad el Ayuntamiento de Madrid registraron ayer una concentración de hasta 57 barbaridades por miligramo y un índice de mezquindad de un 400 % en las declaraciones de Aguirre, tanto en las televisadas como en las que ella misma espeta directamente por la calle a otros viandantes o dice cuando habla sola, conduce o pasea por los pasillos de su palacete en el centro de la ciudad.

La medida afectaría no solo a Esperanza Aguirre sino a más de trescientos exregidores municipales que llevan más de un año sin poder crear nuevas tramas de corrupción, con todos los efectos negativos que esa inactividad supone para la educación de sus hijos en colegios suizos, su patrimonio inmobiliario, la eslora de sus embarcaciones de recreo y la presencia de crustáceos en su alimentación.

El Partido Popular teme que el protocolo por contaminación pase al siguiente escenario de crisis y Esperanza Aguirre, además de no poder hablar los días impares, no pueda levantarse de la cama los días pares. “No quiero imaginarme a Esperanza, en camisón y despeinada, quejándose de Manuela Carmena desde su propio lecho”, ha confesado el propio Mariano Rajoy. “Aún hoy sigo acojonado con El Exorcista”, ha advertido el presidente del Gobierno.

Más en Rokambol

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *