Londres desmiente el hallazgo de restos de vergüenza de Federico Trillo en la embajada española

La última vez que se encontró algo fue en 1997, en un motel de carretera

4518

Redacción/Rokambol/13.01.17

Los dos pequeños trozos de presunta vergüenza, de aspecto similar al de un excremento humano con algunas pequeñas adherencias de dignidad secas y sucias, que fueron encontrados ayer por el personal de limpieza en la embajada española de Londres resultaron ser finalmente simples fragmentos de heces incrustados en la escobilla del wáter. El personal de limpieza que atiende la sede diplomática representada hasta ahora por Federico Trillo cumplió a rajatabla el protocolo y acordonó el lavabo hasta que el mayordomo forense de la embajada pudo examinar los restos hallados y desmentir que tuvieran alguna relación con la dignidad o la moral. “Si el señor Trillo hubiese traído algo de vergüenza a la embajada, por muy poca que fuese, yo lo habría sabido. Lo que se ha encontrado es sencillamente caca”, ha declarado el asistente.

El Gobierno, sin embargo, ha pedido una segunda inspección de los restos por si pudieran contener alguna pizca de pundonor o amor propio, aun tratándose de heces. “Es un hombre de Dios y, por lo tanto, alguna cosa vamos a encontrar”, ha asegurado Mariano Rajoy.   Más en Rokambol

Comentar con Facebook ()

Comentar (2)

2 Comentarios

  1. “Y aunque lo que encontremos sean hechos contrarios a la normas morales, religiosas, etcétera; nuestro dios le perdonará, por su dedicación y pertenencia al Opus Dei”, concluyó Rouco Varela.
    Quien aún añadió: ¿Que pasa, tíos?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here