Tengo 91 años pero no soy gilipollas

A esta señora tan lúcida habría que hacerle un monumento, porque no se puede dejar más claro ni más en evidencia respectivamente, lo que es y lo que se hace en ese circo televisivo de La Sexta Noche. Un programa que se vende como debate político y que no alcanza ni la muy respetable categoría de comedia infantil.

Y merece doblemente el monumento, porque no solo dio una lección de sensatez, firmeza y claridad de ideas, sino que también consiguió esquivar las impertinencias y las interrupciones de la copresentadora del programa, mucho más interesada en mostrar las presuntas “soluciones” milagrosas que nadie había pedido y que por fuerza iba a ofrecer el economista invitado de turno, que por escuchar a la persona a la que, supuestamente, se había dado la palabra. Una insistencia reveladora, no obstante, porque resultaba evidente que importaba mucho más lo que esta señora estaba denunciando, que el monótono discurso de José María O’kean, el soporífero y moderadísmo profesor al que se suele invitar para aparentar un mínimo pluralismo inexistente cuando el programa acusa excesos de manipulación previa. O dicho de otra forma, cuando se les ha visto demasiado el plumero.

Por lo demás, si alguien pertenece a ese 94% de potenciales espectadores y subiendo que no vio el deprimente show, decirles que no se perdieron nada. Todo sigue igual, con Inda y el resto de paniaguados ‘sistemitas‘ en el mismo lugar y, eso sí, en esta ocasión, tras una semana en la que las críticas les han llovido, con el intento de justificación de su presentador. Una justificación que no es fácil que convenciera ni al que la redactó para que la interpretara Iñaki lópez.

Cuesta abajo y sin frenos.

6 comentarios sobre “Tengo 91 años pero no soy gilipollas

  1. Yunaida se convierte en la voz de TODOS LOS ESPAÑOLES igual que esa sra. Hay que tener en cta que muchos españoles tienen una opiniòn muy muy diferente. Eso SI nunca irìan a esa emisora a exponerla ni cobrando. un grano de arena no hace montaña.

  2. Coherente y certera doña francisca. Repelente la aclaración final del presentador al sesudo experto. Cada vez mas lejos de la gente este Tómbola de la sexta.

  3. Esa señora fue ante todo la voz, de laSeCta Noche, la voz de un programa progre que por tanto, odia a los mayores, porque dicen votan al PP,

    un programa, que a buen seguro, tenía más que preparada la intervención de la buena Francisca.

    Ellas, por todo lo luchado, padecido, deberían ser las que gobernasen las naciones

Deja un comentario