Desmienten que insultar a las eléctricas aumente hasta dos grados la temperatura de las casas

Todo lo contrario, advierten los abogados

525

Redacción/Rokambol/23.01.17

Tildar de hijoputas a las compañías eléctricas solo sirve para elevar la temperatura interna del afectado que profiere los insultos, y nunca para calentar el salón comedor o el dormitorio de una casa que no disponga de ingresos para poder pagar la calefacción. Además, según los técnicos, los improperios deben ir acompañados de aspavientos y golpes en las paredes, en la mesa y en el pecho para que la sensación de confort se produzca correctamente en el indignado. “Es verdad que el insultador se “calentará” durante unos instantes, pero el resto de su familia seguirá soportando temperaturas poco saludables para el interior de un hogar”, advierten los físicos. Es más, los abogados de las compañías eléctricas pueden enfriar todavía más las casas de los ciudadanos enfadados demandándoles por atentar contra el honor de los directivos y accionistas y su derecho a enriquecerse brutalmente a costa de la salud de los usuarios. Es lo que acaba de ocurrir con los blogs Iniciativa Debate y Rokambol, dos páginas de información y sátira respectivamente, que acaban de ser amenazados por emplear el sistema de calentamiento individual e intentar compartir la experiencia a través de la redes. 

Aun así, los médicos proporcionan una serie de consejos a todas aquellas personas, incluidos niños y ancianos, que opten por el método del “encabronamiento” para calentarse personalmente. Según estas recomendaciones, los insultos han de ser proferidos en el interior del domicilio, y en ningún caso en las redes sociales o en la vía pública, donde los letrados de las eléctricas pueden usar su hora del almuerzo, o el momento en que van a orinar, para tomar represalias contra los afectados. Los insultos no pueden ser elegantes sino todo lo contrario, pues hay que recordar que nos dirigimos a compañías sin escrúpulos y esencialmente especuladoras, que no entienden de compromiso social ni mucho menos de retórica. Llamar abusona a una compañía eléctrica no sirve de nada, enfatizan los médicos. El acervo popular del lenguaje, apostillan, ofrece innumerables términos y expresiones que pueden ayudarnos a aumentar la sensación térmica aunque, eso sí, siempre en la intimidad.   Más en Rokambol

Comentar con Facebook ()

Comentar (0)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here