Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Hoy a Pepa Bueno se le ha atragantado Pablo Iglesias

Hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien con una entrevista. Esta, como mínimo, debería ser la tónica habitual de los miembros de Podemos en todos los programas de los medios corporativos. La de la denuncia, la de la confrontación de ideas y la de señalar las vergonzosas sumisiones de los periodistas.

También me ha gustado que por fin, aunque todavía no me fíe del todo (el movimiento se demuestra andando, pero no con cuatro pasos, sino con muchos kilómetros), Iglesias se vaya quitando las ataduras. Porque hay que decirlo claro, aunque mucha gente no se haya enterado: aquí no se trata de buenos ni malos, porque todos tienen buena voluntad y desean lo mejor para el pueblo. La diferencia de planteamiento se encuentra en luchar por las migajas o por una buena parte del pastel que hasta ahora repartían los poderosos. Y hacer una u otra cosa depende de lo que subjetivamente creas de los demás, y en los demás. Si no crees en ese pueblo por el que te dejas la piel, le mentirás ‘por su bien’ convencido de su incapacidad para entenderte si dices tu verdad, e irás solo a por lo que creas posible conseguirle (las migajas). Y si crees en él, intentarás explicar todo lo que sepas sin pretenderte el padre o la madre de nadie, y sin mentiras piadosas, e irás a por todo lo posible y bien acompañado. No hay mucho más en todo este follón. Un follón que por otra parte sí era necesario. Ojalá esto signifique un nuevo comienzo. Que buena falta nos hace.

De Pepa qué se puede decir… En este caso, por no perder un tiempo que no merece, simplemente que se le ha atragantado la entrevista, y que hay que esperar que se le atraganten muchas más (que no tendrá más remedio que hacer, porque la actualidad manda y hay que guardar las apariencias).

4 Comments

  1. Kepa S'aenz Ruiz
    Kepa S'aenz Ruiz Febrero 10, 2017

    De Pepa Bueno decir que presenta un bodrio de magazine llamado”Hoy por Hoy”en el grupo mafioso de comunicación PRISA donde se dedica a manipular y teledirigido a la audiencia,pero cobrando 3 -4 millones de euros al año,creo que está dicho todo.Su papel de mercenaria de la información es obvio y claro.

  2. Miguel Angel
    Miguel Angel Febrero 11, 2017

    De acuerdo con Kepa S,aenz, Pepa es infumable, programada y vendida al poder.
    Rica, desprecia a los que le dan de comer que en definitiva es el pueblo.

  3. ramiro martinez
    ramiro martinez Febrero 11, 2017

    Ya estamos.En cuanto hay unas preguntas que no nos gustan a meterse con el periodista.Pues los hay mucho peores que Pepa Bueno.A ver si vamos a ser como trump

  4. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio Marzo 31, 2017

    Emulando al dicho popular, que reza: “cuando el demonio no tiene qué hacer, con el rabo mata moscas”, es lo que se han propuesto en el PP pretendiendo suscitar polémicas por el lenguaje del Sr. Iglesias utilizado en el Parlamento días pasados (me la bufa…me la sopla…) cuando en realidad estas polémicas no han trascendido a la opinión pública (y si no se ha comentado el tema en mi numeroso entorno, considero que carece de interés). Dicho sea de paso, no sabía yo que fuesen Sus Señorías tan susceptibles de oído y no lo demostrasen mientras nos robaban por sistema. En realidad, nos interesan más las propuestas del Sr. Iglesias. ‘PROPUESTAS’, repito, que sí echamos en falta.
    Pese a la citada ausencia de polémicas aludida, hay que tener en cuenta que el lenguaje utilizado algunas veces por diputados de PODEMOS en el Hemiciclo, se comparta o no, es el que se escucha en la calle, coincidente también con su estilo habitual de indumentaria. Y no es igual que los trabajadores en Ministerios…o cualquier oficina luzcamos elegante look…o estilo ‘fashion’, donde somos “representados”, que en el Parlamento “como representantes” de la ciudadanía, donde es razonable que reflejen la diversidad de lenguaje e indumentaria de la calle, porque, efectivamente y como, más o menos, indican en PODEMOS, no todas las personas en la calle, hacen uso de un único lenguaje e indumentaria. En mi opinión y como digo, no querer reconocer esta evidencia, es absurdo, anclándose en épocas pasadas. Y, aun admitiendo que cotidianamente en la calle también se insulta a los políticos por sus hechos (insultos, en los que no ha incurrido el Sr Iglesias en el Parlamento, sino en definir por sus hechos a los adversarios políticos -caso de la ‘cal viva’- aunque les moleste), pretender generar los medios informativos polémicas con el tema, ya digo, no las van a encontrar. ¿Por qué?: Porque, en mi opinión y concretamente anteayer, resultaban mucho más trascendentes las evasivas respuestas de la Sra. Sáenz de Santamaría (y los hechos vergonzantes de corrupción en su partido) ante las acertadas preguntas del Sr. Iglesias, que cualquier otra cosa.
    Paralelamente, publican algunos medios que tildó de ‘sinvergüenza’ a la Sra. Vicepresidente del PP, pero intencionadamente omiten que fue a micrófono cerrado, en un ‘vis a vis’ con su portavoz, como también que actitudes muy similares ya se han visto en diputados de otros partidos, como PP…CIUDADANOS… (No hay más que ‘tirar’ de memoria).
    Lo irónico es, que la Vicepresidente del PP utilice la espontaneidad del Sr. Iglesias a micrófono cerrado (definiéndola por sus evasivas) apelando al “decoro parlamentario”, cuando, en su partido, al tiempo que decían representarnos, estaban RO-BÁN-DO-NOS a todos. ¡”Decoro parlamentario indecente”! es el que han estado ejerciendo durante muchos años. Nosotros SÍ que tenemos motivos para estar hartos del PP (y PSOE) y no ellos ante los modales de PODEMOS interpretándolos como soeces, cuando, en absoluto son criticables por ajustarse a la percepción ciudadana. Si quieren hablar de lenguaje soez, que se fijen en el de los corruptos de su partido.

    Dicho lo anterior, llama la atención la actitud IMPARCIAL producida -en esta ocasión- por la Sra. Pastor, llamando al orden a un diputado de su propio partido por saltarse las normas del Reglamento. ¡Pues claro!, como debe ser ¡SIEMPRE! Y no con deferencias a su partido. Lo triste es tener que reconocer esta obviedad como algo meritorio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: