Pulsa "Enter" para saltar al contenido

A los autónomos les aplazan hasta las promesas

Google images.

Carlos Ribagorda | bez.es | 17 febrero 2017

La posibilidad de que los trabajadores autónomos puedan cotizar a tiempo parcial -ahora no pueden hacerlo aunque trabajen solo tres o cuatro horas al día-, está en un vacío legal. Así lo creen los autónomos, que desconocen si es posible acogerse a esta modalidad o no. El motivo es que la medida que aprobó José Luis Rodríguez Zapatero se ha ido aplazando por el PP en los Presupuestos de cada año, pero los de 2017 están prorrogados. Además, la elaboración de la nueva ley en las Cortes va despacio.

No es solo que las administraciones públicas les abonen las facturas con un retraso medio de 72 días, incumpliendo la Ley de Morosidad, como denuncia la asociación de autónomos ATA. O que la tarifa plana de 50 euros mensuales no sirva para consolidar negocios, uno de los principales problemas de este sector, en opinión de la asociación UPTA.

Se trata de que los trabajadores autónomos se han instalado en la incertidumbre, en algunos casos provocado por la inquietud, dicen, del vacío legal de cuestiones básicas para este colectivo. Es el caso de la cotización a tiempo parcial. Es una vieja reivindicación de los trabajadores del RETA puesto que cotiza lo mismo quién trabaja ocho horas diarias y quién, por diferentes motivos, solo trabaja tres o cuatro horas e ingresa menos.

Esa vieja petición fue atendida por José Luis Rodríguez Zapatero, que en 2011 aprobó la Ley 27/2011, de 1 de agosto, por la que a partir del 1 de enero de 2014 los autónomos podrían cotizar a tiempo parcial. Sin embargo, con la victoria del PP en noviembre de 2011, el nuevo presidente, Mariano Rajoy, decidió posponer esa medida acuciado por la crisis económica.

Retraso de un año

Así, cada año incluía una disposición final en la Ley de Presupuestos Generales del Estado que retrasaba un año la entrada en vigor de esta ley. Así lo hizo también para el año 2016: la Ley 48/2015 de 29 de octubre, en su disposición final décimo cuarta, aplica el retraso de la puesta en marcha de esta medida hasta el 1 de enero de 2017.

Rajoy ha ido retrasando cada año en la ley de Presupuestos la entrada en vigor de la cotización parcial, que aprobó Zapatero

“El problema es que ahora los Presupuestos están prorrogados”, asegura Eduardo Abad, secretario general de UPTA. “Así que en teoría es posible desde el 1 de enero de este año acogerse a la cotización parcial pero la administración no está preparada para ello”, asegura. Empleo no ha contestado a esta cuestión a bez.es.

Para retrasarlo otro año, como ha venido haciendo Rajoy todos los años, el Gobierno tendría que aprobar una norma en el Congreso. Sin embargo, ahora en minoría, el PP no podría hacerlo porque el resto de grupos parlamentarios está a favor de que se ponga en marcha y son mayoría.

Retraso en la ley

La cotización a tiempo parcial es una de las cuestiones que se van a debatir durante las negociaciones de la Proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que se está tramitando en el Congreso. Pero este debate sigue sin empezar por los sucesivos aplazamientos en el plazo para la presentación de enmiendas.

El fin del plazo para presentar enmiendas a la reforma de la ley de Autónomos lleva ya tres aplazamientos

Constituida la Subcomisión correspondiente en las Cortes en diciembre -fue la primera proposición de ley que se debatió en la nueva legislatura-, se ha retrasado ya tres veces el final del plazo para las enmiendasIba a ser el 6 de febrero, pero al liberarse esa semana para los congresos del PP y Podemos de ese fin de semana se retrasó al 14 de febrero. Ahora, de nuevo, se ha retrasado hasta el 21. Eso sí, el 2 de febrero el Congreso ratificó en votación por asentimiento la constitución de la Subcomisión de diciembre.

Para los trabajadores autónomos es muy importante que se apruebe esa ley porque permitirá, en principio, la cotización a tiempo parcial y la cotización en función de los ingresos, otra de sus viejas reivindicaciones. También se pagará a la Seguridad Social en función del día que el trabajador se de de alta, no todo el mes como hasta ahora. Cualquier retraso es más incertidumbre para el colectivo.

Aplazamiento del IVA

En menor medida, el tercer asunto que tiene en alerta a los autónomos es la reciente decisión del Gobierno de aplazar el pago del IVA de las facturas no cobradas siempre que no superen los 30.000 euros. En un primer momento, en diciembre, el Gobierno prohibió por ley ese aplazamiento pero, tras las críticas del sector, Hacienda hizo pública una instrucción interna que aclaraba que se aceptarán automáticamente todos los aplazamientos de facturas no cobradas inferiores o iguales a 30.000 euros -hasta un año y pagando mensualmente la cuota correspondiente más intereses-.

Los autónomos aplauden la decisión de Hacienda pero desconocen qué ocurrirá si el pagador de la factura, en muchos casos grandes empresas que pagan con meses de retraso, sí notifican a Hacienda que han pagado la factura para apuntársela como gasto deducible. “Esperemos que no haya sanciones o problemas luego por el hecho de que uno diga que no le han pagado y el otro diga que sí ha pagado”, señalan desde UPTA.

Fuentes de Hacienda han explicado que hay que distinguir entre procedimientos de control, o inspectores, y procedimientos de recaudación. Las facilidades dadas a los autónomos para el aplazamiento de deudas hasta 30.000 euros se enmarcan en los procedimientos de recaudación de deudas y nada tienen que ver con los procedimientos inspectores.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *