Pulsa "Enter" para saltar al contenido

España, potencia europea en cabezas de caballo en la cama

Iker Armentia | El Diario | 24/02/2017

A uno de los fiscales anticorrupción de Murcia le han entrado en casa dos veces. Los ladrones no buscaban dinero; buscaban información sobre la lucha contra la corrupción. Lo extraordinario del caso es que los delincuentes no disimularon su objetivo: no se llevaron la tele de plasma ni dinero en metálico, no tocaron nada salvo el ordenador y la caja en la que guardaba el teléfono móvil. Querían mandarle un mensaje. A su manera estaban dejándole una cabeza de caballo en la cama. Como en El Padrino.

La historia la contaba esta semana en la Cadena Ser Manuel López Bernal, el fiscal superior de Murcia que impulsó la investigación contra el presidente de la comunidad y que ha sido relevado. «Yo creo que la mayoría de los fiscales anticorrupción siente una cierta desprotección. Al menos, los compañeros con los que he hablado dicen sentirse así. Y lo que no puede ser es que al final los perseguidos seamos los fiscales que luchamos contra la corrupción por delante de los corruptos», explicaba López Bernal.

Que te dejen la cabeza de tu caballo en la cama es complicado: no todo el mundo tiene un caballo en casa. Por eso se han inventado otras formas de hacer llegar recomendaciones a quienes osan cruzar la línea: los aventurados que denuncian la corrupción dentro de su partido no son escuchados y, si continúan con sus impertinencias, son crucificados; en las empresas, el ostracismo o el despido son la respuesta; los poderes económicos se filtran en los medios, etc.

Los fiscales que luchan contra la corrupción sufren presiones, los políticos que han denunciado a sus compañeros toman antidepresivos y los corruptores brindan con champán. La desprotección de los denunciantes contrasta con el desparpajo de los denunciados. Y siguen apareciendo cabezas de caballo en la cama. Represalias. Y amenazas de represalias. Un temor de baja intensidad, casi invisible, un código no escrito, normalizado en la sociedad, que nos recuerda que es mejor no meterse en problemas y además todo el mundo hace lo mismo, ¿no?

Sí, hay condenas, es verdad, porque hay gente que está dispuesta a asumir los costes personales de no mirar hacia otro lado. Y porque en las refriegas políticas la corrupción del contrario es un arma muy valiosa y el sistema, en todo caso, necesita redimirse para no colapsar. Pero la estructura política y económica que favorece la corrupción –la ilegal y la legal– permanece intacta: es un cultura muy profunda que se remonta muy lejos en el tiempo, a Cánovas y Sagasta, y más allá.

Fracasó el intento de que la Transición supusiera un punto y aparte en este sentido –el pacto consistía en darnos democracia y bienestar a cambio, entre otras cosas, de no tocar los intereses económicos que se habían forjado en el franquismo– y, más tarde, se confió en que la entrada de España en la Comunidad Europea provocase algunos cambios importantes, aunque solo fuera por ósmosis, pero no fue así. De Europa llegaron miles de millones de euros en ayudas, y con ellos, la modernización y la transformación del país pero también la corrupción a espuertas. Fue como dar de comer a los Gremlins después de medianoche.

De todo aquello nos ha quedado una resaca enorme, una crisis que ha puesto en evidencia la impunidad con la que se fraguó el famoso milagro español sostenido por un entramado político, hipotecario y financiero delictivo. Un sistema que ha convertido a España en una potencia europea en cabezas de caballo en la cama.

3 Comments

  1. Julen Lizaso
    Julen Lizaso 25 febrero, 2017

    Muy lúcido el artículo…. además de penoso, pero hay que seguir confiando ya que no estamos solos.

    Egunon eta ezkerrikasko Iker.

    Iulen

    • Menipo de Gadara
      Menipo de Gadara 25 febrero, 2017

      Vamos a hacer un esfuerzo para respetar el vasco, Julen. Eskerrik asko. O sea, «gracias».

      Luego nos quejamos de los barbarismos.

  2. Fuensantica Corleone.
    Fuensantica Corleone. 25 febrero, 2017

    Mis preguntas del día: Sabiendo que el PP es un foco-cantera de corrupción ¿por qué la gente les continúa votando? ¿Acaso aspiran a ser tan mafiosas como los actuales capos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *