Pulsa "Enter" para saltar al contenido

“Atención a gilipollas”: Una hilarante colección de instrucciones de aparatos traducidas con el ‘ass’

Strambotic | 25/02/2017

Cualquiera que se haya enfrentado a montar un mueble de Ikea, a programar el vídeo en modo grabación o a seguir una receta de cocina de autor, sabe que inevitablemente existe un punto de cortocircuito entre la mente de quien impartió las instrucciones y la que las recibe, un muro de metacrilato de incomprensión que los croquis e ilustraciones, lejos de derrumbar, perpetúan.

Por suerte, igual que existe la profesión de crítico de teatro e incluso, más raro aún, de crítico de poesía (¿quién se atreve a valorar una sinécdoque?), hay quien se dedica a desentrañar los arcanos de un oscuro género literario: las instrucciones de los chismes. El humorista Luis Piedrahita, al que Vds probablemente conozcan por sus apariciones en El club de la comedia, se ha erigido en un referente en esta novedosa profesión: crítico de instrucciones de cacharros.

En su descacharrante –valga la redundancia ‘El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable’ recopila, examina y destripa decenas de kafkianas instrucciones de un sinfín de aparatos, desde el inefable Bailarín de strip-tease de cable (lo que viene siendo un pelacables)  hasta el extintor de inapropiado nombre Palma Peña, glosado en su día en los dominios estrambóticos.

La vida es demasiado corta como para quitar el USB de forma segura, así que mucho menos para leerse el taco de 20 páginas de instrucciones del despertador. Pero la pereza acaba pasando factura: “La falta de seguir instrucciones puede dar lugar a lesión del vago”, advierte sabiamente el libreto del mechero Aim Flame. Avisados quedáis.

¿Quién escribe semejantes obras maestras del dadaísmo? Puede que un esclavo bengalí disléxico que aprendió castellano en una maquiladora de Pekín con el diccionario de WordPerfect 5.1.

A continuación, una breve selección de las instrucciones más surreales del badulaque de la esquina, con una nutrida aportación de Piedrahita y sus furiosos rumberos.

Aprieta el pezón, el artilugio definitivo para la temible banda del Pinchazo o Pellizco.

After la garantía, gratis no sale tan gratis, my friend.

Los adultos que jueguen con un Tamagotchi de imitación serán electrocutados inmediatamente.

Probablemente fake, pero hay que reconocer que tiene su gracia.

Los sabrosos sandwiches de acero, mucho más eficaces que las espinacas.

“Apagar el aparato antes de la eyaculación manual”. (¡!)

Si no tienes un hierro chulo a mano, un plomo sabrosón te puede hacer el apaño.

¡Más claro, agua: Se lesionará el vago que no lea las instrucciones!

Gracias McDonald’s por desentrañarnos el mecanismo de la pajita.

De cenar, unas buenas bolas de pollas fritas y a la cama.

¿Qué habrá sucedido  para que se decidieran a poner este aviso en la caja de pizza?

Por 17,50 euros de nada puedes hacerte con tu ejemplar de ‘El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable’, un libro que, en definitiva, necesitas en tu estantería. Catálogo de instrucciones estrafalarias.

Con información de FutureTechyHall of Technical Documentation Weirdness.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic! 

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *