Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La Policía sospecha que el autobús macho de Hazte Oír tiene clítoris

Redacción/Rokambol/1.03.17

Un enorme y protuberante clítoris de casi ochenta y siete centímetros de longitud, dieciocho de grueso y veinticuatro de manga, podría estar oculto entre los amortiguadores traseros del autobús que la Asociación ultracatólica Hazte Oír, relacionada con la secta internacional de ultraderecha El Yunque, está utilizando para ultraluchar contra el derecho a la identidad de género, el sentido común y la naturaleza en general.

El gigantesco y sensual apéndice habría pasado desapercibido en una primera inspección ocular de la Policía Local de Madrid debido a la natural retracción del órgano por la vergüenza del autobús ante las miradas de los agentes, pero los gemidos del motor al poner la marcha atrás para maniobrar provocaron nuevas sospechas y una segunda revisión de los funcionarios municipales.

La única explicación que encuentran los mecánicos para entender la presencia de ese formidable clítoris en el autobús de Hazte Oír es que antes hubiera sido una furgoneta, pues “nunca ha habido autobuses hembra, ni los hay, ni los habrá”, según palabras de los técnicos. “Sí es verdad que algún autobús de línea regular podría haber tenido en un determinado momento problemas de confusión sexual, pero sigue siendo un autobús, con sus dos cojoncillos y su pene”, puntualizan desde la Asociación Nacional de Talleres de Plancha y Mecánica de Género.

Los mecánicos de la Policía Local madrileña no tienen duda alguna sobre la naturaleza del controvertido autobús. “Es una furgoneta operada. Y muy guapa”, puntualizan.

Más en Rokambol

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *