Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Paletos, fachas, chonis y progres

La actriz vasca Miren Gaztañaga en un momento del polémico programa de ‘Euskalduna naiz, eta zu?. / Mis Trending Vídeos (YouTube)

Javier Pérez de Albéniz | Cuarto Poder

¿Y si tuviera razón la televisión pública vasca? ¿Y si los españoles, todos, fuésemos paletos, fachas, chonis y progres? Sí, sí, todos los españoles. Desde los gallegos a los andaluces, pasando por los castellano-manchegos, los valencianos y los asturianos. Todos menos los vascos, claro. Imagine por un segundo que ese batiburrillo de tópicos vejatorios, lejos de emponzoñar nuestro perfil como ciudadanos españoles, nos describiese con mayor precisión que el más certero de los CIS. Un trabajo antropológico de calidad, en lugar de un ejercicio de necedad inimaginable. ¿Ofendidos? De ninguna manera: orgullosos de ser tan fielmente descritos.

Escribo este post con la televisión encendida. Dicen que la televisión de un país es el reflejo de su sociedad, el espejo donde se miran los ciudadanos. De ahí mis dudas sobre la mala intención del programa de EiTB “Euskalduna naiz eta zu” (Soy vascohablante, ¿y tú?). Veo la tele, varios programas de diferentes calañas y pelajes, y resulta que, mecagüen, acabo pensando igual que los cantantes, artistas, actores y políticos que protagonizan el polémico vídeo: “Me dan ganas de vomitar y me da cagalera”.

En “Mujeres, hombres y viceversa” (Telecinco) encuentro la Meca de chonismo. En “Al rojo vivo” (La Sexta), un nido de progres de salón. Los informativos de 13TV son propaganda facha. Y finalmente están TVE y las autonómicas sureñas, programaciones paletas con series como “iFamily”, corridas de toros y westerns de serie C.

¿Y qué me dice de los periódicos o los informativos? Se supone que condensan la actualidad de un país, las noticias más importantes, la política y la justicia, los movimientos culturales y sociales. En la cumbre informativa, la corrupción: ese alcalde de Murcia que no dimite, ese Gobierno que se resiste a que investiguen su financiación. ¿Justicia? Ahí tenemos a Urdangarín y señora, la ilustre ignorante, disfrutando de la vida en Suiza, y a esos banqueros ladrones que también se libran de la cárcel. ¿Ciencia? Acaban de desmantelar Abengoa Research, el mayor laboratorio privado de energías renovables. ¿Sociedad? En lo que va de año 16 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Uno de cada tres niños viven en situación de pobreza. ¿Cultura? El Gobierno acuerda bajar el IVA cultural… excepto en el caso del cine (“No a la guerra” ¿recuerda?).

Y en medio de tanta miseria nos enteramos de que el Estado pagó a Bárbara Rey, de que el Gobierno considera que el Valle de los Caídos no es un monumento franquista, de que un autobús tránsfobo recorre las calles de Madrid, de que la APM está viva, de que 12 mariachis de la campaña de Rajoy se pagaron con dinero público

¿Y si fuésemos realmente paletos, fachas, chonis y progres? O algo muy parecido. Nuestra sociedad, anestesiada ante políticos corruptos, banqueros ladrones o periodistas vendidos, muchas veces da asco. Demasiadas. Pero no sé si es a eso a lo que se refiere el programa de EiTB. Como espacio documental de la televisión pública quizá fue muy desafortunado. Pero como humor despiadado, joder, lo bordaron.

Mis Trending Vídeos (YouTube)

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: