Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Rajoy niega tajantemente que el PP se esté quedando sin granujas

Redacción/Rokambol/17.03.17

“Harían falta ochocientos nuevos juzgados, cincuenta toneladas más de vergüenza institucional y otros diez mil jueces para que el Partido Popular empezara a preocuparse ligeramente por la acción de la Justicia”, según afirman desde la directiva del Partido Popular. “Y aún así, hay que tener en cuenta que la mitad de esos nuevos magistrados serían del Opus, o por lo menos lo serían sus esposas”, ha puntualizado el propio presidente.

Mariano Rajoy ha querido así tranquilizar a la Banca, a la Iglesia y al empresariado en general, desde las grandes mafias eléctricas a las medianas y pequeñas empresas corruptoras o los simples comisionistas de provincias. “Quien diga que en un plazo de veinte años estaremos limpios está absolutamente equivocado y no tiene ni idea de lo que significa España ni sabe por qué somos una unidad de destino en lo universal”, ha recalcado el presidente a los periodistas que le recordaban los numerosos procesos judiciales que se abren cada día contra el partido en el Gobierno. 

Según explican desde Génova, el Partido Popular cuenta con un protocolo de seguridad muy sofisticado, “y muy informático”, para evitar que su porcentaje de sinvergüenzas se sitúe por debajo de un nivel establecido. Al parecer, cada vez que un miembro del partido es imputado se proyecta una señal infrarroja sobre el cielo de todas las poblaciones españolas donde el PP mantiene puestos en las diferentes instituciones. Inmediatamente los dirigentes que la han visto se ponen a delinquir en el primer asunto que se les pone a mano, según palabras de los responsables del sistema. “No es una batseñal pero es de puta madre”, aseguran.   Más en Rokambol

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *