Postureo

512

Julen Lizaso

Las generalizaciones son la máxima expresión de la pereza intelectual y una manera de perder la razón cuando se tiene. Así, me molesta que la mayoría de la gente se refiera a la política como una choricería y que lo haga sin complejos ni inquietud moral alguna”… la cara.

Cuando se cobra tanto al salir de la política, se cobra para callar; por extensión, la clase dirigente de tantos grupos privados que se compensa sin límite económico en su actividad profesional, debería entender que en el silencio moral y social va el haber de sus cuentas”... y la cruz.

El profesor de moral social cristiana José Ignacio Calleja, nos presenta esta clara imagen del espejo sociopolítico, como exponente del abuso e impunidad y desidia social respectivamente, que conforman las dos caras de nuestra moneda nacional.

¿Cómo es posible? se pregunta el periodista Javier Gallego: “¿Cómo es posible que mientras medios y partidos se dan mutuamente de comer, le quitan al ciudadano la democracia de la boca… Sentenciando a continuación lo que día a día es más evidente: “La prensa al servicio de sus amos no construye ciudadanía sino oligarquía”… reafirmado por el nuevo gendarme del orden mundial Donald Trump: ”Un sistema que domina los principales medios de información no necesita la dictadura”.

Prensa al servicio de oligarquías que una vez pasado el ardoroso febrero para la fauna gatuna, en sus crónicas rosas de este marzo político, nos muestra a la trama dirigente viviendo la “pasión del gorrión” y los picotazos a unos y los “picos” entre otros, mientras van dibujando la imagen que dará cierre al último acto de firma en la que se sellará “El Pacto de Entresábanas” para los próximos tres años entre PNV y PP.

Cama redonda entre consortes, pretendientes y espónsores empresariales; la dote y toda la mercancía objeto de trueque, ya los tenían amañados de antemano, a pesar de la escenificación y de que también todos ellos coincidían en asegurar que no se van a dar cambio de “cromos”… ¡más que nunca!

Para el portavoz del PNV Josu Erkoreka, haber sido así en el pasado, lo justifica el hecho de la necesidad de hacer operativas las transferencias pendientes. Los incumplimientos reiterados del Estado con el Estatuto desde 1.979, pese al histórico apoyo del PNV (pago al contado) a los presupuestos del PP a cambio de promesas (pago en diferido), con todo lo que nos han mentido en los prolegómenos del acuerdo público de los Presupuestos, hoy más que nunca supedita a los designios del PP, a un mendicante PNV, obsesionado por una transferencia concreta. A corto plazo hará buena la cita de Cornelio Tácito. “El poder conseguido por medios culpables nunca se ejercitó en buenos propósitos”.

La primera muestra servil, la dio el PNV no acudiendo a votar en la Comisión de Exteriores del Congreso sobre la guerra de Irak. Tres empates a 18 votos, que de no ser por esa ausencia premeditada, pasaría a debate en el Congreso, la implicación del PP y su expresidente José Mª Aznar en la guerra de Irak hace trece años.

La última muestra de domesticidad, el apoyo por el voto calculado al PP, en clara traición a los trabajadores portuarios de estiba en la CAPV… Transferencia que No consta en la agenda del PNV como prioritaria, aunque afecte a miles de familias vascas. ¿Porqué al PNV le sorprende el enfado y la radicalización del sindicato ELA? ¿a qué viene ese señuelo falsario de que EH-Bildu no ha querido acercar su postura en la negociación por presiones de ELA?: “EH-Bildu secuestrado por ELA… se ha autoexcluido”. Estos, exigen soluciones de sustento digno para la ciudadanía, en base a medidas estructurales y no parches coyunturales, mientras la casta política vasca se brinda a estrechar lazos y se blinda con la elite de la corrupción y oligarquía neoliberal a cambio de prebendas partidistas hoy… y puertas giratorias personales mañana.

De las 35 transferencias pendientes, las de mayor contenido socioeconómico deberían tener carácter preferencial, pero….¿quién decide cuál hoy sí y cuál para más tarde?; lo debería determinar su transcendencia para bien general de la sociedad vasca. Lo propio con las que no están en el Estatuto de Autonomía, pues su carencia denota un déficit democrático que en el día a día comunitario va dejando un poso de descrédito y sospecha en y hacia nuestros gobernantes territoriales, tanto por no plantarse a la catalana ante los reiterados incumplimientos del gobierno central, como por anteponer intereses sectarios, mientras desprecian la demanda popular a favor de promover una participación ciudadana real para mayor transparencia en la gestión pública.

¿Qué hay detrás de tanta mentira y empecinamiento del PNV al reclamar Prisiones, no existiendo demanda, ni alarma por mal estado ni trato inhumano de y en las cárceles vascas?, ¿ni poder decidir el traslado de un solo preso a pesar de haberse anunciado la entrega de armas? Sabemos el porqué, pero su mayoría fidelizada en complicidad implícita por su silencio, no sabe-no contesta, ni se le espera. Para regocijo de esa casta gobernante: “Todo lo que es necesario para el triunfo del mal, es que los hombres de bien no hagan nada… y callen” (Edmund Burke, padre del liberalismo).

Ciudadanos en su zona de confort, prisioneros de su propia falta de conciencia, que aún votan allí al partido líder de la corrupción y aquí con su silencio dejan hacer a quienes anteponen sus intereses a favor de una infraestructura ruinosa e insalubre construida con dinero público y financiación privada (¿por qué no tiene el beneplácito de la UE y financiación del BEI la incineradora de Gipuzkoa?) para negocio de empresas del Ibex35, y que por mucho que agiten el señuelo de las cárceles, y que por mucho que callen los de un lado y otro, no deja de ser un caramelo envenenado.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=224098

El binomio incineradora/macrocárcel de Zubieta es inseparable, pues la eficiencia energética y viabilidad económica de la primera depende de la segunda. La concesión graciosa del Sr. Rajoy de la transferencia de Prisiones, obliga una vez más al PNV al intercambio de cromos. Fidelización a cambio de una transferencia sin mayor utilidad (relativa) pero que al PNV le confiere notoriedad y para Gipuzkoa le sirve de tapadera y excusa para suplir a otras de mayor utilidad cívica y operatividad democráticas. ¿Porqué nadie quiere tirar de este hilo?; ¿acaso es mi batalla particular y absurda?

Mercaderías políticas siempre bajo sospecha, que de disponer de una Fiscalía Anticorrupción activa desde hace años, les forzaría a emplear una ética social de manos siempre sobre la mesa y fuera de los bolsillos. Así, esa trama insondable de la casta vasca en alianza con medios de prensa, oligarquía empresarial, partidos y corporaciones corruptas no la hubiesen tejido igual de fácil.

Se publicitan como referente de apertura y salubridad política, relativizando al PP a través de la imagen reflejada en el retrovisor, para desviar la atención de lo que caracteriza a ambos: minoría impune que fortalecen sus posiciones feudalistas a costa de empobrecer a la mayoría ciudadana… hasta negarles el simple derecho a decidir.

Si libertad se convierte en privilegio, la esencia de la libertad política se habrá roto. La libertad, solo para los miembros del gobierno, solo para los miembros del Partido, aunque sea muy abundante, no es libertad del todo”. Una prosa a modo de rosa poética aleccionadora con la que Rosa Luxemburgo llamaba a la participación ciudadana, que junto al derecho a decidir, son la piedra angular de toda democracia.

¡Prisiones ya! pide el PNV, sin darle importancia a vacíos de poder como que Usurbil en 2.010 quiso celebrar una consulta ciudadana sobre sistemas de recogida de residuos, y ni ayuntamiento, ni Diputación ni el Gobierno Vasco tenían competencia para autorizarla. Siete años después Legorreta ha promovido la misma consulta, y una vez más ha tenido que autorizarla el gobierno central. Consultas por los toros, desanexión de barrios, etc., asuntos todos ellos de andar por casa, y que a pesar de que son motivo de agitación social e indignación, no constan como preferencial en la agenda de reivindicaciones en las negociaciones del PNV con el PP.

En un lúcido artículo de prensa, el profesor de derecho constitucional de la UPV-EHU Roberto Uriarte, nos recuerda la necesidad que tiene la sociedad vasca de sentirse arropada en su integridad, dignidad y bienes públicos, ante la merma progresiva por abusos, arbitrariedades y corrupción que se pudieran estar dando en la gestión pública, al no contar con la cobertura judicial específica para esos casos como es la labor de una Fiscalía Anticorrupción.

Tristemente esta exigencia ante el gobierno central tampoco ocupa el primer lugar –creo que ni tan siquiera lugar– en la agenda de negociaciones PNV-PP

Sr. Urkullu, además de señuelo a modo de “fantasmada democrática”, ¿a qué viene su iniciativa de bajar a la arena a recoger las 20 preguntas que más inquietan a los ciudadanos vascos… cuando las sábanas ya están cambiadas y la cama hecha hasta la siguiente orgía antidemocrática?

¿No le ha parecido suficiente burla a su militancia, la bufonada escénico-mediática que han ensayado en su “titánica” negociación con el PP cuando hace meses lo tenían todo decidido hasta tal punto que incluso la prensa del Grupo Vocento editorializaba el 16 de marzo: “El Gobierno Urkullu y el PP vasco debían habernos ahorrado la dilatada escenificación de un acuerdo que estaba cantado desde el principio”.

¿Con qué criterio de bien general, eligen el orden de materias de negociación para el cambio de “cromos” con el PP, sabiendo que son limitados?. Que diferente a muchos países europeos de tradición democrática en que previo a la entrada en celo de sus políticos, realizan consultas ciudadanas, en base a preguntas: “En esta relación de reclamaciones marca con una X”; quizás el Gobierno Vasco no lo hace porque tampoco tiene competencias para ello. Empecemos por ahí.

Casos de corrupción política tan intrincados como el de Murcia y la imputación a su presidente no hubiesen salido a la luz sin una Fiscalía Anticorrupción especializada y un fiscal ceñido a su función profesional en exclusiva… hasta ayer.

Para que esa impunidad no tenga razón de ser, se precisan: voluntad política en los nombramientos y medios económicos y humanos en los equipamientos, y como bien decía Uriarte en su artículo: “La voluntad la deben poner la sociedad civil y una ciudadanía consciente y exigente con el poder; pero si ese mismo poder no pone unos medios adecuados la lucha contra la corrupción no puede dar resultados”. En ningún corral las gallinas podrán cuidarse del acoso de los gallos, menos aún si estos les superan en número… a no ser que cohabiten en estancias bien separadas.

Los medios que dedica la Ertzantza a su unidad de delitos económicos son ínfimos, si los comparamos con la entidad y enorme dificultad que conlleva la investigación de delitos cometidos por personas y organizaciones con muchos medios a su alcance…y que dificultan la investigación y la acción de la justicia ordinaria”… resaltaba el autor, como también: “Los fiscales vascos llevan años denunciando esta situación, ante el notorio incremento de las denuncias ciudadanas de los casos de corrupción”. Para el PNV. Como si no fuese con él.

Esta carencia, desde la ética democrática, es incomprensible; esta desidia calculada por parte del PNV, aunque comprensible ante los móviles mercantiles como valor añadido a sus motivaciones políticas es inadmisible. De otra manera, ¿cómo hubiesen discurrido las investigaciones desde el “caso de las tragaperras” con el incendio de Errotaburu en la planta informática donde se recogía la información fiscal más comprometedora y la muerte del guardia jurado al día siguiente, casos de las haciendas forales de Bizkaia e Irún?… ay ay ay, Martutene, como cantan sus reclusos.

Tampoco está en su agenda preferencial, competencias para mejorar las Políticas de Empleo, cuando nos hallamos a la cola de la OCDE detrás de Estonia en gasto en programas activos de empleo y en segundo lugar de la UE-28 en empleo temporal solo detrás de Polonia. Sumiendo a familias en la precariedad y castrando la ilusión de miles de jóvenes cualificados obligados a emigrar (100.000 en 2016), cuando su mayor anhelo era contribuir en el progreso de esa parte de la Tierra que les vio nacer. No volváis a este infame país gobernado por corruptos consagrados, que en su deterioro mental y deformación moral … ¡ hasta al Sol le han puesto precio!

¿Que cuál es el diagnóstico por lo que ¡solo este país! rompe la tónica evolutiva general en todas las estadísticas desde que entramos en esta crisis sistémica global?: “DÉFICIT DEMOCRÁTICO”. Como bien retrató Einstein: “La locura no es más que la acción de hacer siempre lo mismo esperando resultados diferentes”. Desde el franquismo y Reforma, siempre lo mismo, las mismas mentiras, los mismos mentirosos capaces de hacer creer los valores del PIB y deuda pública que anuncian en los medios, cuando sufrimos una económica de ruina total.

¿Que cuál es el tratamiento que permitiría una mínima regeneración democrática?: “La mejor manera de solucionar cualquier problema es eliminar su causa”. Qué alejados nuestros políticos de este pensamiento de M. Luther King cuando desde su cautiverio también señalaba: “El brazo del universo moral es largo, pero se dobla hacia la justicia.”

Recientemente fallecido y 23 años prisionero en cárceles franquistas desde que a los 19 años fue condenado a muerte por las ideas expresadas en sus poemas, Marcos Ana dio con el diagnóstico mayor que aqueja a este ruinoso país: “POSTUREO POLÍTICO”, al retratarlos así: “El problema de nuestra época es que hay hombres que no prefieren ser útiles, sino importantes”. Mi homenaje a este poeta del corazón que al igual que el mayor Poeta del comunismo cristiano, hace 2.000 años dio también la vida a cambio de su condena por gritar: “¡Solo el saber os hará libres!”. Ante aquellos sepulcros blanqueados que hoy como entonces siguen ocupando las mismas tribunas políticas y episcopales.

Comentar con Facebook ()

Comentar (2)

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con lo que refieres…se nota que aparte de un ofalto parecido lo vemos des parecida cercanía.

    Saludos Emilio eta ondoloin

    Iulen Lizaso

  2. Fenomenal artículo.
    Falta recordar el reciente “brindis al sol” del evento Gure esku dago, con Bildu de la mano de un PNV, de facto anti independentista, que se vale de la ingenuidad de un bando que siempre ha confundido el ser indepentista y pro presoak etxera con ser de izquierdas. Independentismo de luces de neon, ikurriñas y simbologías señuelo pero que poco o nada fracionan y desarrollan estos enormes objetivos en pequeños y reales pasos. Entre el todo y la nada, esta muy claro, seguiremos en la nada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here