Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Diario Público recibe amenazas de la «brigada política» y los medios y la APM callan

Es escandaloso que en una ‘democracia’ altos cargos de la Policía se atrevan a amenazar a periodistas, pero mucho más preocupante resulta comprobar cómo una vez se tiene constancia de estos hechos, los grandes medios, los políticos del régimen, y hasta esas asociaciones de periodistas que han demostrado ser tan duras sin motivo justificado, callan y dejan solos a los profesionales y medios que tienen el valor de poner luz en las enormes, oscuras y apestosas cloacas de este Estado en descomposición.

No imagino siquiera lo que tiene que suponer para un profesional por curtido que esté, que un comisario o similar te advierta de las consecuencias de no obedecer su dictado, cuando además sabes de sobra que estás desamparado. ¿Qué haces a partir de ese momento? Por mucho que creas en tu profesión ¿quién está dispuesto a ser un mártir? No es fácil saber hasta dónde puede llegar la mejor voluntad, por grande que sea.

Es por esto que hoy tiene especial valor esa decencia de decir, a pesar de todo, lo que otros no quieren que cuentes. Eso que antes se conocía como ser periodista, y que ya está demodé. Vaya desde aquí mi máximo respeto y admiración por Ana Pardo de Vera como directora del diario y por Patricia López y Carlos Enrique Bayo por no pisar el freno frente a un amenazante: «Va a haber que hacer las cosas a las bravas».

La información sobre el caso la podéis encontrar en este artículo de Público (Enlace), y un resumen en la siguiente entrevista de Fernando Berlín a su directora, Ana Pardo de Vera.

A partir del minuto 88 (01:21:50)

3 Comments

  1. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 21 marzo, 2017

    Atónita me quedo ante este artículo, pero necesito informarme detalladamente para plasmar mi comentario, lo que hoy me resulta imposible debido al escaso tiempo del que dispongo.
    Mañana, con la mala climatología jugando a mi favor y espero que contando con más tiempo que ahora, volveré.

  2. Jorge Sánchez
    Jorge Sánchez 22 marzo, 2017

    ¿A qué esperais para difundir las grabaciones?, esto hay que publicarlo en todas partes, y denunciarlo a las asociaciones internacionales de prensa y los tribunales de Europa.

  3. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 22 marzo, 2017

    Pues ante todo, debo felicitar a las dos buenas periodistas que han sufrido amenazas al estilo mafioso de la policía ‘política’ del PP por cumplir con su trabajo de informar verazmente, algo meritorio en estos tiempos en los que la sociedad adolece de noticias sin manipular o sesgadas. Y que se hayan producido estos hechos ante la pasividad de la APM, no sólo cabrea, sino que corrobora la arbitrariedad ideológica de la misma, como casi todos sabíamos, aunque me temo que su Presidenta está dejando entrever y justificar su vergonzoso silencio porque no le han pedido amparo en privado, cuando, precisamente, estas amenazas deben hacerse públicas y con pruebas para su credibilidad.

    Que vivamos en un Estado policial es preocupante y ¡cuánto más! existiendo dos bandos policiales, surgiéndonos la inevitable y temida pregunta: ¿en manos de quién estamos?.

    El hecho de que hayan espiado a «Golfo I» (alias, acuñado por mí) no me escandaliza, e incluso me parece necesario como conocedora de la catadura del personaje que ha regido la máxima Institución, pero, claro, siempre y cuando sea por un interés público…desvelar cómo se gastaba nuestro dinero…y pruebas que puedan comprometer a esta Monarquía que nadie votó, sino que la colaron en el engendro constitucional del 78. Lo grave es que un mando policial condicione la divulgación pública de estos hechos coaccionando a un Monarca (el que fuere) para que se posicione a favor de uno u otro partido político, pero igual de grave considero que éste aceptase el chantaje. Y desde luego lo que es inaceptable es su espionaje a periodistas. Por lo que se ve, este modus operandi se practicó con los seguidores del PSOE en mando y ahora la historia se repite con los del PP para impedir las investigaciones judiciales del excomisario Villarejo y «Cía», con el agravante de amenazar a un periódico como PÚBLICO ante el silencio de sus compañeros de profesión, lo que demuestra, una vez más, que éstos pertenecen al PP-PSOE, o sea, a la mafia del Sistema podrido y cada día más cuestionado. Pues, en mi opinión, ante esta disyuntiva, deberían tener agallas los magistrados y fiscales (que, aunque pocos, los hay honestos) para impulsar el proceso judicial tan temido por la cúpula policial del Sr Fernández Díaz y que salgan de una vez los entresijos tan devastadores para la Monarquía con los que amenazó el Sr. Villarejo, porque ambas cosas son muy necesarias, matándose dos pájaros de un tiro, como se suele decir.

    Y a todo esto, ¿qué opina Don Felipe?. Pregunto y me contesto ante su ‘presunto’ pensamiento: «yo me llamo Andana, total para lo que me han puesto aquí…ya decoro bastante, y con hacer lo que me diga un bando u otro, santas Pascuas y allá ellos, que para eso, dicen, que no gobierno».

    En virtud de lo expuesto, me parece siniestro lo que está sucediendo, como patético y estomagante para la opinión pública escuchar a periodistas que, ‘en teoría’ son de izquierdas, tildar al alias «Golfo I», de «Gran Rey» (¿?). Es lo que no me cuadra, salvo que sean estómagos agradecidos o más hipócritas que los del PP, pues aun teniendo en cuenta que por temor a perder sus puestos de trabajo, actúen bajo la voz de su amo para suprimir o sesgar la información, para NADA JUSTIFICA la RENUNCIA al CÓDIGO DEONTOLÓGICO cuya esencia caracterizaba al periodismo como CUARTO PODER y mucho menos su FALTA DE SOLIDARIDAD con compañeros amenazados desde el Poder. Este acto es ruin. En fin, que el periodismo deficiente, como lo demás, pertenece al podrido Sistema, como digo, y la desconfianza entre periodistas ha contaminado también el gremio, como no podía ser de otro modo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *