Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Aviso a navegantes. Eduardo Inda como vector de transmisión

No son pocas las personas que se preguntan cómo es posible que un posible agente infeccioso como Eduardo Inda sea capaz de ocupar un espacio ubicuo en todos los grandes medios de comunicación de este país: desde los programas de presunta línea progresista a los de la caverna nacional-católica, y desde la difamación política a las tertulias futbolísticas. Y ello pese a ser, casi con total seguridad, el personaje que despierta mayor aversión de entre todo el generosísimo elenco mediático aborrecible.

Si este fuera un país normal, también cabría preguntarse, claro está, y vistos los pésimos datos de audiencia que van sumando poco a poco todos aquellos programas en los que él participa, qué tipo de obtuso está al frente de la política empresarial de esos medios. Pero esa pregunta no cabe, porque en este país no tenemos grandes medios de comunicación (ni privados ni públicos), sino un oligopolio de altavoces de propaganda que no parece tener como finalidad el rendimiento económico, y que en cualquier caso se financia principalmente con dinero del Estado.

Dicho esto, ahora quedaría más claro por qué Eduardo Inda sigue ocupando su papel de protagonista en la deformación de la información. Pero el argumentario quedaría cojo. Falta la pieza fundamental del puzzle.

El ínclito pseudoperiodista puede estar donde está, probablemente, porque es una herramienta útil para una parte de la oligarquía nacional. Pero entre sus funciones no solo cabría la de hacer de bufón difamador con acceso masivo al público, y mediante ese poder, desprestigiar todo aquello que pueda suponer un riesgo para los privilegios de sus mecenas, sino también, y esto es lo importante, la de actuar como correa de transmisión de advertencias (amenazas y chantajes) para otros poderes. O eso se deduce de las últimas informaciones.

No debe ser casual que el muy monárquico Inda haya aireado (con el imprescindible apoyo entusiasta de las también muy monárquicas Mediaset y Atresmedia) intrascendentes intimidades inconfesables del rey emérito. Unos suaves trapos sucios que aparentan solo una advertencia cauta a alguien que sigue mandando mucho, y que como ya hizo una vez (y así se lo recuerdan), puede influir decisivamente en favor de otros. Todo es cuestión de apretar sin ahogar.

Hasta ese punto pudiera llegar el poder de los señores de este tipo de lacayos. Unos lacayos de segundo o primer orden que, como el excomisario Villarejo (excomisario que, si en esta ocasión va por libre, se está pasando de listo y jugando con fuego), se permitirían llamar al orden con chulería incluso a los partidos y al propio Gobierno.

Una ‘suficiencia’ que se describe a la perfección en este párrafo del (más que recomendable) último artículo de Patricia López y Carlos Enrique Bayo en Público:

Sólo parece haber una explicación para tanta suficiencia, y es la misma que ya adelantamos hace poco en Público al desvelar que el comisario Villarejo dirige una policía paralela al servicio de multimillonarios, que forma parte de la trama de protección en la que también participan algunos fiscales y hasta magistrados. Algo que reconoció de su propia boca el exministro del Interior cuando le dijo a De Alfonso aquello de: «Esto la Fiscalía te lo afina, hacemos una gestión».

Y ahora sí. Así sí se puede comprender no solo la profesionalmente injustificada presencia de Inda en los medios, sino también que ningún informativo esté prestando la atención que merece este último y absolutamente grave y vergonzoso affaire de la cloacas del Estado.

La casta y la trama. Los trapos sucios de un país que se descompone a espaldas de sus habitantes, pero que, como un zombi, y aunque podrido, sigue viviendo.

5 Comments

  1. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 22 marzo, 2017

    Comparto el artículo, aunque no el pesimismo con el que lo finaliza, pues aunque hechos hay para creerlo, ‘viendo el presente’, este país reaccionará oportunamente. Pero hasta entonces, cabrea muchísimo constatar más nítidamente cada vez cómo los Poderes fácticos se han hecho con España como si fuera su cortijo y secuestrado nuestra Soberanía, como acertadamente refleja PODEMOS en su organigrama de LA TRAMA. Yo conocía ya algunos de esos vínculos, pero desconocía otros, que gracias al magistral (hay que reconocerlo así) árbol genealógico de dicho partido, he conocido las intersecciones que me faltaban y tengo ya memorizadas.

    En cuanto al Sr. Inda, de todos es conocido lo mentiroso que es manejando la información sobre PODEMOS y sus amistades policiales peligrosas para manipular datos, lo que le sirve para ganarse la confianza de políticos de la Triple Alianza (adversaria de la formación morada) y ofrecerse como correa de transmisión para enfangar las noticias, y el Sr. Inda, que juega doblemente, aprovecha las citadas amistades policiales para chantajear a sus políticos de idéntica ideología, llegado el caso. Ahora bien, consiguiendo las grabaciones que afectan al alias «Golfo I», ha hecho un magnífico trabajo, en mi opinión. Pues…a ver si consigue -si es que no dispone de ella- una grabación existente y ‘muy comprometedora’ del Golfo I y su heredero mientras despachaban temas de Estado, desvelándole…Bueno, ignoro si habrá más grabaciones en el sentido al que me refiero, pero sólo me han informado de esta y no hubo forma de sacar más información por mi parte al interlocutor. Yo tengo curiosidad en ello, porque no es lo mismo que te lo cuenten que verlo en la tele. Así que, como el Sr. Inda está metido en los asuntos más siniestros, sería bueno para la sociedad el contenido de esa cita. ¡Hala!, a buscarla, le diría yo.

    PS: Por cierto, acaba de comunicarme mi marido por teléfono desde la otra casa que están informando en la tele de un atentado yihadista en Reino Unido. Voy a poner la tele ya mismo en MVT. Hummm, me temo que es un autoatentado por el Brexit.

  2. Pepe
    Pepe 22 marzo, 2017

    Juaaaaaaaaaaasss me troncho con el bufón de Inda dándoselas de importante con las grabaciones de los polis a las putas del tarao. Que saque las cintas de una vez, coño!!!!!!!

  3. Fernandel
    Fernandel 22 marzo, 2017

    Aquí encuentro a Monedero brillante. Ya voy comprendiendo la diferencia entre casta y trama. Pero sigo insistiendo en que a Aznar y González y alguno más, habría que asignarles la categoría de «tramacasta».

  4. Tony indignado
    Tony indignado 23 marzo, 2017

    Estoy de acuerdo con que lo grave es que se grabe por sistema a periodistas; a ver con tanto autobombo como se da Inda con esas grabaciones, cuánto tiempo las sigue publicando o si nos darán un corte rápido por ser tabú, como pasa siempre con lo que repercute al Bobón; por lo pronto ya lo han sustituido por lo de Londres. Sobre este terrorismo es lógico que informen pero no constantemente, porque cansa. Es vomitiva la información continua y repetida que tenemos cada vez que hay un atentado, joer.

  5. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 23 marzo, 2017

    Ya que menciona ‘Tony indignado’ la pesada insistencia reiterada que debemos aguantar de los medios con cada atentado europeo -y no le falta razón- me da pie para preguntar, al tiempo que me respondo: ¿es casual, o causalidad, que en todos los atentados que se producen en Europa, los autores yihadistas, muertos o detenidos por su acción, sean conocidos o confidentes de los servicios secretos?. Evidentemente, estos atentados siempre cuentan con una premeditada aspiración política a posteriori.

    Creo que el día que dichos servicios secretos no tengan confidentes de origen yihadista nacionalizados en su país de residencia (lo que en un principio, como ‘chivatos’, en mi opinión, era coherente, e incluso necesario) habrán disminuido considerablemente los atentados terroristas que con relativa frecuencia se producen, aunque en España no hay peligro de atentados yihadistas, en realidad nunca lo hubo. Y no se le ocurra a nadie contestarme con el 11-M ¡Me reitero en lo que he dicho!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *