Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Cuando el uranio entra por la puerta la democracia sale por la ventana

Carlos Villeta López | Rebelión | 30/03/2017

Ante las mentiras y la ocultación intencionada de información en todo lo que rodea al basurero nuclear, el autor pretende, en una serie de cuatro artículos, desentrañar los engaños y demostrar con documentos la verdad del proyecto.

Mediante los cuatro artículos, el autor demostrará, que la única razón para la defensa enconada del alcalde de Villar de Cañas del proyecto del ATC son los 2,4 millones de Euros que recibiría anualmente el ayuntamiento que preside.   En esta segunda entrega se expone cómo se preparó la candidatura al ATC y como se aprobó en un pleno en el que este asunto no figuraba en el orden del día. El ahora famoso punto 8 se aprobó a media noche.

El 22 de enero de 2010 a las 23:56, se tomo el acuerdo más importante en la historia del pequeño pueblo conquense de Villar de Cañas [1]. En un pleno sin estar el asunto en el orden del día [2], con la ausencia de los dos concejales de la oposición, con un solo vecino y en una sesión extraordinaria convocada tres días antes.

José María Saiz insiste en que, posteriormente, se realizó un segundo pleno con vecinos en el que se ratificó el acuerdo del pleno anterior. Pero este segundo pleno no necesariamente hace legal el primero. Por tanto, está plenamente justificado que se hable de un acuerdo semiclandestino, con premeditación y nocturnidad. El asunto está ahora pendiente de sentencia en el Tribunal Constitucional, merced a un recurso de amparo presentado el 14 de enero de 2014 y admitido a trámite.

Pero para llegar a ese pleno, hubo una planificación: desde 2006 y promovido por la secretaria del ayuntamiento (Carmen Barco) se empezó el movimiento de papeles bajo la mesa. Los más de 3 años de “maquinación” (así lo califica el alcalde en una entrevista [3]) terminó en un plan perfectamente estudiado para mantener ocultas las intenciones del alcalde y la secretaria, informando únicamente a los ediles afines. En una entrevista a la prensa [4] Carmen Barco lo explica sin complejos:

«En 2006, con las primeras noticias sobre la instalación, el alcalde y la secretaria comenzaron a informarse. Durante más de tres años recopilaron información con la intención de presentar la candidatura en el último instante. Sostiene que haber informado a la población no habría llevado a nada bueno: -No informamos antes al pueblo porque lo habría envenenado. Yebra lo hizo y no salió”.

La entrevista a Barco, demuestra que la ocultación fue deliberada. O dicho de otra forma: el engaño, la ocultación y la falta total de democracia, están en el origen de la elección de Villar de Cañas. Y esta ocultación se llevó a cabo durante casi 4 años. Además toma protagonismo una funcionaria que (por ley) no debe influir en la toma de decisiones del consistorio en el que trabaja, puesto que nadie la ha elegido.

Pero Carmen Barco, lejos de rectificar y dejar de inmiscuirse en labores políticas, volvió en el pleno del 27 de noviembre de 2014 a ejercer como concejala, llegando a insultar a la edil de la oposición Olga Bravo [5]. Este lamentable hecho obligo a Barco a dimitir como presidenta del Colegio de Secretarios Interventores y Tesoreros de la Administración Local (COSITAL) de Cuenca. Curiosamente, en el siguiente proceso electoral, fue de nuevo elegida en el cargo, que actualmente ostenta.

La fecha del pleno no fue escogida al azar, se fijó con mucha antelación. Se podría haber hecho mucho antes, puesto que el plazo de presentación de candidaturas se abrió el 29 de diciembre de 2009, fecha de publicación de la convocatoria [6] pero se esperó a los últimos días para impedir que se impugnara el acuerdo o que hubiera algún tipo de movimiento social que presionara para que el ayuntamiento se echara atrás.

La Secretaria del ayuntamiento de Villar de Cañas es responsable (junto con el alcalde) de hurtar información y la posibilidad de decidir a sus vecinos. El déficit democrático en su forma de actuar es más que evidente. La trascendente decisión de presentar la candidatura a albergar un basurero nuclear, se merecía el sometimiento a una consulta popular. ¿La candidatura a un almacén nuclear no merece un referéndum y las fechas de las fiestas del pueblo sí?[7]. Esperemos que el Tribunal Constitucional ponga las cosas en su sitio.

Notas:

[1] http://www.ecologistasenaccion.es/IMG/pdf/OrdenDiaVC_22-01-2010.pdf

[2] http://www.ecologistasenaccion.es/IMG/pdf/ActaPlenoVC_22-01-2010.pdf

[3] https://www.youtube.com/watch?v=p8s1LPTstIE&feature=related

[4] http://elpais.com/diario/2010/07/16/ultima/1279231201_850215.html

[5] http://www.eldiario.es/clm/VIDEO-Acusaciones-Villar-Canas-ATC_0_330366965.html

[6] http://www.emplazamientoatc.es/Documents/BOEConvocatoriaATC.pdf

[7] El pasado domingo, en Fuente de Pedro Naharro se celebró un referéndum para decidir las fechas de las fiestas del pueblo.

Carlos Villeta López. Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca.

Un Comentario

  1. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio 31 marzo, 2017

    Ante la ausencia de artículos sobre el pisito del Director de Tráfico, y ya que están abordando en MVT el tema, aprovecho para colar aquí mismo mi comentario, si se me permite.

    Pero, ¿cuál es el derecho por el que altos cargos ministeriales -y derivados- pueden disponer de vivienda en edificios públicos?. La respuesta es siempre idéntica: «el cinismo». Y aunque no es el primer caso conocido, como tampoco las reformas que siempre se llevan a cabo a gusto del nuevo inquilino, es impresionante la «jeta» mostrada por este Director de Tráfico y su historieta de la permuta. Sinceramente, yo es que flipo. Siempre les autoriza el máximo cargo del edificio, en este caso, el Director de la Guardia Civil, como efectivamente señalan. Si es preciso, podemos hacer una colecta para estos cargos…o cederles nuestras casitas en el campo para que tengan una vivienda habitacional.

    El chollo de vivienda que se encuentran estos mandatarios, disfrutándola a cargo del erario público, es una de las incongruencias e inmoralidades con las que se debe acabar, así como con las dietas que se utilizan de coladero…los escaños semivacíos en el Hemiciclo, ofreciendo una imagen vergonzosa de vagos sin acudir al mismo (se dice que trabajan en despachos) pero la imagen pública proyectada frecuentemente, no cambia la citada percepción ciudadana, amén de los costosos retratos de políticos que por allí pasaron, independientemente de su gestión, buena o mala, realizada, ¡pues que lo paguen de su bolsillo, o se hagan una foto y la enmarquen!. Total, para el recuerdo tan nefasto que deja la mayoría de Sus Señorías en los pasillos…, bien podrían suprimirse al haber disparado los gastos que tenemos ya de por sí excesivos. Bueno, si es que hay tantos gastos innecesarios… y, para colmo, hacen caso omiso de las quejas ciudadanas.

    ¿Qué opinan en UNIDOS PODEMOS sobre dichos gastos inútiles del Congreso, impuestos por el bipartidismo años ‘ha’ con el aplauso de los tradicionales? Sería decepcionante admitir que se han acostumbrado ellos también a los mismos, y conveniente conocer su opinión, que sin duda agradecerán sus votantes (y yo, por supuesto).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *