El ‘tramabús’, una idea genial… para 2011

613

Isaac Rosa | El Diario | 17/04/2017

Acusan a Podemos de copiar el autobús de HazteOir, pero nada de eso: a los de Podemos se les ocurrió antes. Mucho antes. En concreto, seis años antes. En 2011. Alguien debió de anotarla entonces en una libreta, y ahora, seis años después, en plena tormenta de ideas encontró la vieja libreta y gritó eureka: “¿Qué os parece si sacamos a la calle un autobús con Rato, Blesa, Aznar, Díaz Ferrán, Pujol…?”.

Otro día discutimos el concepto mismo de “la trama”, que me parece muy interesante; hoy me quedo solo con el autobús, ya que ellos lo han convertido en su principal representación. Y estarán conmigo en que el ‘tramabús’ es una idea genial… para 2011.

Hagan un pequeño gran viaje en el tiempo, imagínense que volvemos a estar en la primavera de 2011. Estamos en Sol, en pleno 15M. Y pasa el ‘tramabús’. La asamblea de Sol debate las conexiones entre el poder político y el económico, cuando de pronto aparece un autobús que señala, con nombre y retrato, a quienes controlaban por aquellas fechas el poder político, económico, financiero y periodístico: el presidente de Bankia y su inmediato predecesor; el líder de la oposición, la presidenta regional, los jefes de la patronal española y madrileña, un gran empresario que estrenaba el marquesado otorgado por el rey (febrero de 2011), dos expresidentes de gran peso, el padre de la Cataluña autonómica, el editor del periódico más influyente…

En 2011 habría sido la bomba. Pero estamos en 2017, y a la velocidad que hemos vivido, esos seis años son un siglo. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Ha llovido mucho desde 2011. Algo sabemos ya de tramas. Nos conocemos al dedillo las hazañas de Rato o Blesa, el historial delictivo de Díaz Ferrán, la financiación ilegal del PP o la fortuna del clan Pujol. El 15M muchos empezaron a dibujar la línea de puntos que une política, poder económico y corrupción. Queda mucho por dibujar, sí, pero con pincel fino, no esos brochazos ya secos.

Si nosotros hemos cambiado, qué decir de ellos, los retratados en el bus: el casting de malvados habría impactado en 2011; hoy está amortizado, es inofensivo. Los entonces mandamases son hoy el pimpampún del hartazgo ciudadano. Que en vez de fotografía hayan optado por dibujos hace honor a lo que son: villanos pop, personajes de la cultura popular, denostados y burlados por igual, y además retratados en sus poses icónicas. Bárcenas con la peineta, Rajoy con el SMS, Rato con la campanita, Aguirre con sonrisa maléfica. Muy pop todo.

La mayoría de los dibujados en el ‘tramabús’ son ex, su tiempo pasó. La mitad de ellos está en el banquillo, algunos condenados, incluso uno encarcelado, lo que transmite un mensaje de confianza en la justicia: vale, hay una trama, pero los malos van cayendo uno tras otro. El resto, salvo Rajoy, está fuera de juego y en la picota. Por eso el mensaje que lanza el bus es involuntariamente tranquilizador: si “la trama” es esa pandilla de viejos rockeros, podemos dormir tranquilos.

Ah, y no olvidemos quién conduce el autobús. También para Podemos han pasado seis años larguísimos. Los activistas y jóvenes profesores hoy son señorías, diputados del tercer grupo parlamentario, con una representación institucional y unos recursos que no ha tenido nunca un partido de izquierda radical. Y pasean el autobús por una ciudad que gobiernan ellos mismos, sin que ninguna trama lo impida.

Imagino que en Podemos estarán satisfechos con la repercusión lograda. Portadas y minutos de telediario,  trending topic y memes. Pero el inocente autobús lo que de verdad exhibe es la creciente dificultad de Podemos para marcar agenda, su incomodidad en la vida institucional, su nostalgia del pasado rebelde, y su miedo a perder la conexión emocional con sus votantes. Lo que de verdad dice el autobús al pasar es: “¡Eh, que estamos aquí!”.

Comentar con Facebook ()

Comentar (3)

3 Comentarios

  1. Pues los veo muy del 2017, si están en todos los medios un día sí y otro también. Parece que más bien te j que Podemos se “haga notar”.

  2. A mi juicio, es muy buena la iniciativa del Tramabús, porque está claro que los poderosos de la trama no están en la cárcel a pesar de lo que han robado y aunque algunos sean del pasado, no está mal que nos recuerden en 2017 lo que hicieron; pero veo en el artículo que se menciona al Bobón que otorgó el marquesado y sin embargo no está su dibujo también en el autobús; lo han prohibido?.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here