Pinchazos telefónicos revelan graves coacciones de Marhuenda y el presidente de La Razón a Cifuentes y su equipo

2314

José Precedo | El Diario | 19/04/2017

La operación Lezo que investiga una trama de corrupción en el Canal de Isabel II durante la etapa del expresidente de la Comunidad Ignacio González se ha cobrado víctimas colaterales más allá de los 12 arrestados, incluido el propio González, su hermano Pablo y su mano derecha en la rama americana de la empresa pública, Edmundo Rodríguez, que este miércoles pasan la noche en la comandancia de la Guardia Civil de Tres Cantos.

Todos, incluido el que fuera todopoderoso presidente de Madrid, están acusados de integrar una “organización criminal” y de los delitos de prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, falsificación documental y corrupción en los negocios.

Pero además de esas graves acusaciones, el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha imputado en la misma causa al director de La Razón, Francisco Marhuenda, y al presidente de su diario, Mauricio Casals, a los que investiga por coacciones sobre Cristina Cifuentes y parte de su gabinete. Fuentes de la investigación apuntan a que ambos directivos del periódico conservador trataron de extorsionar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, al portavoz de su Gobierno, Ángel Garrido, y a su jefa de gabinete, Marisa González, para evitar que prosperase su denuncia presentada ante la Fiscalía Anticorrupción sobre presuntas prácticas fraudulentas en el Canal de Isabel II durante el mandato de González.

Según consta en el sumario, Edmundo Rodríguez, a quien jueces y fiscales sitúan en el epicentro de la trama, mantuvo frecuentes charlas telefónicas con sus compañeros de consejo en La Razón en las que mostraba su preocupación por las informaciones que empezaban a asomar en los medios sobre su implicación en onerosas operaciones del Canal.

En una de esas charlas incorporadas al sumario, Marhuenda celebra con su interlocutor un palo informativo al Gobierno de Cifuentes y narra su conversación con Marisa González, jefa de gabinete de la presidenta : “Me ha llamado la zorra de Marisa por la leche que le hemos dado hoy. Le ha hecho mucha pupa. Marisa quiere saber si es una campaña. Evidentemente he dicho que no, no hace falta reconocerlo, no es tonta. Le dije: ‘hombre, si hacéis las cosas mal, pues nosotros..’. Mañana le damos otro viaje a Cifu [Cifuentes]”.

El objetivo de Marhuenda y el presidente de su periódico era eximir de responsabilidades a Edmundo Rodríguez, el hombre del Canal en Latinoamérica, y protagonista de una ruinosa compra de una empresa brasileña a través de una maraña de sociedades en Panamá y cuyo dinero acabó en Suiza. 

Durante esas charlas tanto Casals como Marhuenda se jactaban de publicar ataques a Cifuentes y su equipo para tratar de que la Comunidad dejase de colaborar en las pesquisas de Anticorrupción. Ambos directivos de La Razón intercambian confidencias con el ahora detenido, Edmundo Rodríguez, en las que todos profieren gravísimos insultos tanto contra la presidenta de Madrid como contra su equipo. En esos diálogos los responsables del periódico admiten que están publicando ataques a Cifuentes y su Gobierno para condicionar a la Comunidad y que esta deje de aportar documentación del Canal de Isabel II a Anticorrupción.

Algunas de esas grabaciones se reprodujeron ayer ante los cargos políticos interrogados en calidad de testigos por Velasco: la propia Cifuentes, el portavoz de su Gobierno, Ángel Garrido, y su jefa de gabinete Marisa González.

En el sumario que continúa secreto, abundan los indicios sobre continuas presiones de Marhuenda y Casals a la cúpula de la Comunidad de Madrid y que, según las fuentes consultadas, incluyeron amenazas sobre nuevas campañas de desprestigio si el Gobierno de Cifuentes no relajaba su presión sobre la gestión de sus predecesores en la principal empresa pública de la Comunidad.

Tras escuchar las declaraciones de los altos cargos del Gobierno regional, Velasco y los fiscales interrogarán este jueves a Marhuenda y Casals para que respondan por esas conversaciones incorporadas en el sumario. Ninguno de los dos directivos del diario han querido realizar manifestaciones, a la espera de su comparecencia en la Audiencia Nacional.

Comentar con Facebook ()

Comentar (1)

1 Comentario

  1. La potente concentración mental -e inusual casi siempre- que tengo desde hace horas, me ha motivado a desplazarme expresamente hasta mi casa para opinar a golpetazo de premonición en el teclado (otra cosa es que lo crean o no, pero me da igual).

    El vomitivo chantaje del Sr. Marhuenda a la Sra. Cifuentes, es un motivo más para constatar la inmundicia de los grandes medios de comunicación con su mafioso modus operandi de coacción (al avisar de su investigación y con antelación al Sr. González, alias”rana mayor”) conformándose un entramado en el que políticos, empresarios y financieros (con la colaboración de las cloacas del Estado) implicados todos para gobernarnos, como ya se sabe. Y es uno más, como digo, de los escándalos a los que lamentablemente nos están acostumbrando, aprovechándose… no ya de la ausencia de oposición -que también- sino ante la FALTA de un dirigente de izquierdas con agallas para reaccionar y que nos haga salir a la calle en otro 15-M cuando toque (Y ESTO ES AHORA). FALTA, como digo, de dicho dirigente al estar acomodándose en el Sistema del 78, como también acostumbrándose al vergonzante silencio en lo que atañe al Golfo I de España (en su día y por engaños: Don Juan Carlos de Borbón).
    ¿Qué creen en UNIDOS PODEMOS? ¿Que tendrán ocasión en un futuro de gobernar con el Sr. Sánchez ante el hartazgo ciudadano del PP? ¡ILUSOS!, eso también lo creí yo en su día, pero los hechos demuestran que al PP le viene de perlas con su estrategia del miedo a PODEMOS, e ‘in vigilando’, que sólo se dediquen a filosofar y discrepar dialécticamente.

    Lo que pretende el establishment, sin duda alguna, es que gane las próximas elecciones la Sra. Díaz (PSOE) con una mayoría junto a CIUDADANOS, PNV y COALICIÓN CANARIA (e incluso uniéndoseles el Sr. Sánchez) para dar tiempo al PP a regenerarse. Con el transcurrir del tiempo, atacarán (esto lo ignoran ellos) al PSOE brutalmente por su pasado corrupto para que regrese el PP, pero ya oxigenado con su nueva imagen de políticos, sustituyendo a los machacados por la corrupción. Y vuelta a empezar con la estructura del bipartidismo y poderes fácticos de siempre, pasando página a la corrupción de los partidos mayoritarios. ¡Porque la Corona no se toca! ¡A ver si se enteran en UNIDOS PODEMOS!. Éstos perdieron una excelente ocasión tras la exoneración de la Infanta y parece que la van a perder nuevamente aprovechando ‘las ranas’ (entretanto, se va difundiendo ya mediante el vis a vis -en los trabajos- que están perdiendo fuerza). Y yo opino: que si UNIDOS PODEMOS no se moja en este sentido en las calles, otros lo harán, dejándoles para vestir santos y a la cola, o como meros acompañantes agregados. Nadie olvide que una sociedad vapuleada por los poderes y sin rechistar, salvo con el pataleo y cabreo dialéctico ante las injusticias, es una sociedad condenada al fracaso eterno.

    Todo ello, sin menospreciar ahora el acierto del TRAMA-BUS, donde, en mi opinión, falta su parada en Zarzuela con el dibujo del “compiyogui” junto al de D. Felipe y esposa (ante la cita del primero en su día para verse), lo que va diabólicamente vinculado a los argumentos que más arriba expongo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here