Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El concejal que llevó la contraria a Montoro

MADRID SE OPONE A LAS POLÍTICAS DE AUSTERIDAD

Carlos Sánchez Mato, concejal de Hacienda de Madrid. / ÁLVARO MINGUITO

Pablo Elorduy | Diagonal | 08/11/16

Lo dice Carlos Sánchez Mato, concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid: “Nosotros no vamos a hacer recortes”. Y ese es el principal resumen de su posición ante la noticia que esta semana ha provocado el Ministerio de Hacienda con el envío de dos cartas que cuestionan el Plan Económico Financiero del Ayuntamiento de Madrid de cara a los ejercicios 2016-2017.

Las dos cartas, enviadas por el Ministerio que dirige Cristóbal Montoro, han caído como una amenaza sobre el Gobierno local. Se ha interpretado que puede derivar en un castigo político a Sánchez Mato –incluso en la intervención de la corporación local– y Esperanza Aguirre, portavoz del PP en Madrid, se ha sumado a la fiesta pidiendo la inhabilitación del concejal.

Sánchez Mato lo lleva con aplomo, y declara que no se siente amenazado políticamente por las cartas. “Es una escenificación que está haciendo el Ministerio de un problema político”, advierte, y es que el PP se encuentra ante unas cuentas que niegan uno de los ejes de sus políticas: que no hay alternativa a los recortes. Para Sánchez Mato, Ahora Madrid, demuestra “que con nuestra forma de actuar se pueden conseguir resultados muy brillantes, que enmiendan la plana a la posición de las políticas neoliberales”.

Por lo que Sánchez Mato entiende como resultados brillantes se encuentran la amortización de la deuda –el Ayuntamiento anunció que a finales de 2016 la deuda de la ciudad se habrá rebajado un 31% respecto a junio de 2015, cuando Ahora Madrid entró en el Gobierno– y la obtención de superávit en los dos próximos años –presupuestado en 511 millones de 2016 y 347 millones en 2017–.

Por eso, abunda este concejal, el PP reacciona a ese “escozor” desde las amenazas. “En todo caso estamos tranquilos de lo que estamos haciendo desde el punto de vista legal, formal y sobre todo político, que es lo más importante”.

Pero ¿qué dice Hacienda y por qué está tan seguro el Ayuntamiento de que no está obrando de forma incorrecta? La primera carta se refiere a la liquidación del ejercicio de 2015. La liquidación de ese presupuesto contempla un desfase de casi 17 millones de euros, lo que sobrepasa el techo de gasto impuesto para las entidades locales en la ley de estabilidad presupuestaria de 2012.

El área de Hacienda no niega ese desfase. Sánchez Mato explica que surge de la acción de la Justicia que ha obligado a devolver la paga extra “recortada” a los funcionarios… por el propio Partido Popular.

Así, este concejal se muestra “contento” de haber devuelto a los trabajadores públicos afectados por esta medida una paga que les fue “expropiada”. “Eso supone que hay que incurrir en más gasto, en concreto 30 millones de euros, esto hace que el resultado final sea el de incumplimiento de la regla de gasto”, explica Sánchez Mato, quien cree que no tendría sentido escapar de la devolución de esas pagas “por no enfrentarnos a las amenazas del Ministerio de Hacienda”. Más rotundamente: “Hicimos lo que teníamos que hacer y lo volveríamos a hacer”.

Si en ese caso se habla de la actuación pasada, la segunda carta del Ministerio apunta hacia el próximo ejercicio. El Ministerio plantea dificultades o problemas hacia el Plan Económico y Financiero del Gobierno local. Son las “medidas en materia de gastos” y la previsión de la creación de una empresa pública, una anunciada empresa de servicios ambientales que Hacienda no ve con buenos ojos y que Sánchez Mato dice que no está contemplada en los presupuestos de 2017 aunque se hará en la medida en que la mayoría del pleno decida y dada la capacidad de acción que la corporación tiene.

De nuevo, Sánchez Mato se muestra claro al explicar que en el caso de la información sobre gastos, Hacienda se sitúa políticamente a favor de una senda de recortes presupuestarios. “Nosotros”, explica, “planteamos otras soluciones muy diferentes, actuaciones como que se adecúe nuestro nivel de gasto a lo que entendemos que tiene lógica desde el punto de vista de la ciudad, que dispone de una enorme cantidad de dinero y una capacidad de mantener políticas expansivas de gasto, al mismo tiempo que lo que hacemos es reducir deuda y tener superávit”.

La herencia recibida

Desde su entrada en el área de Hacienda, Sánchez Mato se ha posicionado a favor de una auditoría de la deuda en una ciudad que vivió los primeros 2000 inmersa en un sueño olímpico que elevó el endeudamiento hasta 7.000 millones de euros.

Aunque el caso de Madrid ha sido el más escandaloso, la situación no es distinta en otras ciudades del Estado. Pese a que las administraciones locales son las únicas que han cumplido los objetivos de déficit marcados por Bruselas y ejecutados por Hacienda, las consecuencias en forma de recortes ha llevado a cargos públicos y concejales de varias ciudades “del cambio” a firmar el Manifiesto de Oviedo contra las leyes que “quitan competencias a los ayuntamientos, que son la primera línea de apoyo a quienes sufren las consecuencias de las políticas de austeridad aplicadas en favor del pago de la deuda”, según explicó la diputada Sònia Farré durante la firma del manifiesto.

Para Sánchez Mato, cartas como las que recibió la semana pasada muestra que los concejales insumisos “a la ortodoxia neoliberal y del Partido Popular, lógicamente, nos convertimos en personajes incómodos desde el punto de vista político, y no nos lo van a poner fácil. Pero nos debemos a la gente que nos ha puesto en la situación de gobernar y vamos a ser consecuentes y coherentes con todo ello”.

La Oficina Virtual de Hacienda enmienda al Ministerio

Actualizado 8 de noviembre a las 14h

La batalla de cifras en la que ha entrado la ciudad de Madrid y el Ministerio de Hacienda ha continuado esta mañana con el envío por parte del Ayuntamiento de una carta al Ministerio pidiendo aclaraciones sobre las dos misivas remitidas la semana pasada en las que Hacienda amenaza al consistorio por no cumplir el “techo de gasto” impuesto a los Ayuntamientos.

Las aclaraciones se piden después de que la propia Oficina Virtual de Hacienda haya desmentido una de las cartas del Ministerio. La notificación del 4 de noviembre indicaba un desfase de casi 17 millones de euros, incompatible con la regla de gasto impuesta por la cartera que dirige Cristóbal Montoro. Sin embargo, el gobierno local se basa en la Oficina Virtual que “arroja ahora”, según el Ayuntamiento, una diferencia en la liquidación de 2015 de 27 millones y medio de euros.

El área de Economía y Hacienda ha solicitado explicaciones “acerca de las incongruencias” del Ministerio. El Ayuntamiento cree que no ha habido incumplimiento de la regla de gasto y que no procede tramitar acuerdos sobre no disponibilidad de crédito. Asimismo, creen que tampoco se debe implementar las medidas que Hacienda reclamó en una segunda carta que impedirían la creación de una empresa municipal de servicios ambientales y distintas medidas que restringirían medidas de gasto social planificadas por el consistorio.

Un Comentario

  1. Cotilleja Sinremedio
    Cotilleja Sinremedio Julio 6, 2017

    Estoy teniendo problemas para emitir mis comentarios en la nueva página de ese digital, por lo que me veo obligada a utilizar la antigua.

    A ver, un poco de orden, “please” (porque supongo que el tema suscitará polémica ‘mediática’, sobretodo).
    Y es que, refiriéndome a la reducción del IRPF propuesta por CIUDADANOS, suena bien como golpe de efecto, pero, ¡OJITO! No lancemos las campanas al vuelo, porque existen dos factores en contra, que sintetizo. A elegir:

    1) La medida acordada supondría SUPRIMIR otras deducciones del citado impuesto. Claro que también existe la siguiente opción:

    2) Si se aplican reducciones en el tramo del IRPF, habría que INCREMENTAR otros impuestos ¡SÍ o SÍ!.

    Estos dos puntos no admiten discusión. Y no porque lo diga tal o cual político…economista… a los que pudiera atribuírseles este análisis en función de su ideología. ¡NO ES MI CASO!, sino que lo digo desde un punto de vista apolítico y objetivo y me respalda el dominio a la perfección de estos terrenos.
    Y es por ello que NUNCA habréis visto un comentario mío, de los que envío criticando al Gobierno, sugiriéndole realizar una reducción en los tramos del IRPF. Porque sería un timo a los ciudadanos al no permitirlo el esquema actual. Mientras no se haga una Reforma Fiscal en coordinación con la Laboral, estas reducciones son, pues eso, golpes de efecto, ya que su aplicación, como digo, es imposible sin que repercuta negativamente en alguno de los dos puntos anteriores (o en ambos).

    De modo, Sr. Rivera, le diría yo: Menos galardones, porque a mí no me engaña. Usted sabrá a cambio de qué ha aceptado el Sr. Montoro su propuesta. ¿Techo de gasto?, ji ji.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: